top of page
  • Foto del escritorCEMVET

¿POR QUÉ LOS GATOS DUERMEN TANTO?

Los gatos, y felinos en general, destacan por dormir durante buena parte del día. Si tienes este animal como mascota, seguro que más de una vez te has preguntado la razón. ¡Sigue leyendo!

El sueño y los gatos

A la hora de garantizar el cuidado de mascotas en Donostia, hay que conocer a cada uno en profundidad. Los gatos llegan a dormir durante horas sin inmutarse. Uno adulto lo hace 12 y 15 horas diarias y un cachorro llega a alcanzar las 20. De hecho, se pasan el 70 % del día dormidos en su lugar favorito, algo que aumenta según se van haciendo mayores.

Además, esto también varía en función de la propia personalidad del felino en cuestión. Al igual que las personas, unos son más activos que otros. Pero lo más probable es que, si vas a ver ahora mismo a tu gato, esté durmiendo plácidamente. Al menos ahora sabes que no es tan extraño que se pase casi todo el día sin hacer nada acurrucado en una esquina. Sin embargo, ¿qué los lleva a dormir durante tantas horas de forma casi continua?

Una razón sencilla

Como seguramente sabes, los gatos son depredadores, al igual que los seres humanos. Esto quiere decir que, más allá de dormir, dedicarán buena parte de su esfuerzo diario a cazar su comida. Aunque en la actualidad la mayoría de los gatos tienen la comida asegurada, siguen haciendo estas tareas contra cualquier juguete que tengan cerca y se mueva.

El acto de la caza supone un gasto de energía grande para estos pequeños felinos. Si has visto al tuyo jugar, fíjate en que sus movimientos son rápidos, a veces explosivos y muy precisos, en especial según van creciendo y puliendo sus habilidades. También son capaces de realizar carreras cortas a alta velocidad. Todo esto, como no podía ser de otro modo, consume su energía, la cual recargan mientras duermen.

De esta forma, se mantienen frescos hasta la siguiente cacería. Además, este acto los mantiene en tensión durante mucho tiempo y hace que se dispare la adrenalina con el consiguiente cansancio. Sin embargo, hay otras razones por las que tu gato podría dormir durante tanto tiempo.

Cuestión de salud

Padecer una enfermedad también puede provocar que los gatos duerman mucho. Esta es una forma de reducir su actividad al mínimo y fomentar la recuperación. Es algo similar a cuando enfermas de gripe, ya que tu médico te pedirá que guardes reposo para ayudar a tu cuerpo a recuperarse. Así, estos felinos se enfrentarían a casi cualquier enfermedad, aunque no dudes en llevarlos a tu veterinario en Donostia si sospechas que están mal de salud.

Junto a esto, el hambre también puede afectar a las horas de sueño de un gato. Los salvajes tenderán a dormir menos, ya que deben dedicarse con mayor esfuerzo a conseguir comida.

Temperatura y entretenimiento

La temperatura es otro de los factores en juego que hacen que tu gato duerma más o menos. Durante el invierno dormirán más que en verano, ya que el frío los lleva a buscar un resguardo en el que mantener el calor. Sin embargo, durante los meses de verano dormirán en las horas más cálidas. Además, si están aburridos, no les quedará más remedio que echarse una siesta. ¡No dejes de jugar con tu mascota!


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page