top of page
  • Foto del escritorCEMVET

LOS TIPOS DE PERSONALIDAD DE LOS GATOS

Actualizado: 5 may

Seguro que ya te has dado cuenta de que cada gato parece tener una personalidad y no te equivocas. La forma en que adquieren esta es muy similar a la de los humanos, tanto por su genética como por su experiencia y lo que aprenden de sus progenitores. En este artículo hablaremos de los diferentes tipos de personalidad que pueden tener estos animales.

Los cinco tipos de personalidades de los gatos

Hay dos estudios que han analizado a miles de gatos, uno de la Universidad de Australia y otro llevado a cabo por los investigadores de Natursan, una empresa británica de arena para gatos. Ambos coinciden en que la personalidad de estos animales puede dividirse en cinco tipos distintos.

Amable

Es el carácter más equilibrado de todos y el más normal. Es cariñoso, ronronea cuando le acaricias, se alegra cuando le llevas la comida, etc. Es lógico que tenga sus momentos rebeldes, como todos, y a veces se ponga demasiado juguetón y otras parezca, incluso, que no te haga caso. Sin embargo, en todos los casos, es una compañía que resulta agradable para todos, especialmente para los niños.

Mandón

Lo notarás si tienes varios gatos, pues querrá tener a los demás controlados y, si no actúan como desea, se pone agresivo con ellos. También le encanta robar comida, tanto a ti como a sus iguales.

¿Cómo tratar a este minino? Si acabas de introducir a un gato con este carácter en tu familia de gatos, te recomendamos que uses el método de las dos puertas. Esto significa que debes ir eliminando barreras entre ellos poco a poco, hasta que se conozcan bien. Además, debes darle comida por separado de los demás, pues, de lo contrario, reñirá con ellos para obtener más comida. No dejes que vea cuando le des comida a otros o dásela a los demás cuando este ya esté satisfecho.

El asustadizo

Es el típico gato que sale corriendo de las personas e, incluso, a veces también de otros animales y de otros gatos. Te aconsejamos que no le fuerces a que sea cariñoso contigo o lo traumatizarás más. Ten paciencia y gánate su confianza. Con el tiempo, se dará cuenta de que tú le das la comida, cobijo y protección y será él quien se acerque a ti, poco a poco.

A veces estos gatos han tenido un trauma de pequeños porque les han maltratado, ya sean humanos u otros gatos. Por tanto, no debes marginarlo, sino respetar su distancia y protegerle de sus agresores.

El extrovertido

Son los más ruidosos porque nada más abrir la puerta ya estará maullando y vendrá a darte cariño. Se diferencia del amable en que, a veces, resulta un poco pesado, pues querrá participar en todo lo que haces y, en ocasiones, se enfada si no consigue lo que quiere, llegando a darte un zarpazo sin razón aparente.

Eso sí, suele estar preparado para escucharte y aprender. Te aconsejamos que juegues con él de vez en cuando, le compres juguetes diferentes para que no se aburra y le recompenses con la comida cuando se porte bien.

El espontáneo

Se caracteriza por tener mucha energía y ganas de jugar, incluso aunque se haga mayor. Lo malo es que también le sucede por la noche. La diferencia con el extrovertido es que no se adapta a las normas y es impredecible. Si tu gato es así, debes enseñarle a seguir rutinas, programar sus comidas y la hora de jugar y, si es necesario, llevarlo a pasear con correa. Mantenlo activo por el día, para que duerma por la noche.

Seguro que ya has identificado tu gato con una o varias de estas personalidades.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page