top of page
  • Foto del escritorCEMVET

CÓMO CUIDAR A NUESTRO GATO CUANDO LLEGA EL CALOR

Desde

, te recomendamos aumentar los cuidados de tu gato durante el verano, ya que el calor puede provocar una insolación u otros problemas relacionados.

Cuidado de mascotas en Donostia, el caso de los gatos

Las altas temperaturas son una amenaza para tu gato, puesto que no disipa el calor de una forma tan eficiente como un ser humano. Si bien son suficientemente inteligentes como para mantenerse a una temperatura adecuada, no está de más que le eches una mano a tu mascota durante este verano. Sigue estos consejos.

Cepíllalo a diario

Los gatos cambian de pelaje en verano y en invierno. De esta forma, se adaptan a los cambios de temperatura entre ambas estaciones. Durante los meses de mayor bochorno, pierden parte de su pelo, el cual llega a crear una capa que impide que regulen el calor de forma correcta.

Un buen cepillado contribuirá a evitar este problema y también hará que disfruten durante todo el proceso. En el caso de las razas de pelo largo, estaremos desenredando el pelaje, algo que ayuda a que estén cómodos y bien frescos.

Agua fresca en el bebedero

Para empezar, aleja el bebedero de cualquier fuente de calor y, sobre todo, de donde dé el sol. Cambia el agua cada cinco horas para mantenerla lo más fresca posible. No esperes a que la termine y, en los días más duros, añade cubitos de hielo.

Además, coloca diversos bebederos para que no le falte hidratación, en especial si es mayor. Al igual que las personas, los gatos de edad avanzada no detectan de forma adecuada si tienen sed o no. Así que, si contamos con más bebederos, aumentamos las probabilidades de que ingiera agua.

No obstante, esta no debe estar demasiado fría (a los gatos no les gusta una temperatura muy baja). Quizás te cueste al principio mantenerla en el punto justo, pero, con el tiempo, aprenderás los gustos de tu mascota y no fallarás.

Evita que duerman al sol

Los gatos duermen durante la mayor parte del día, en especial en las horas de mayor calor. Los podemos encontrar en su lugar favorito desde el mediodía hasta casi el atardecer. Esto no es fruto del azar, sino que se trata de un mecanismo que les hace no estar activos durante las horas más calurosas del día. La naturaleza es sabia, pero tu mascota puede despistarse y terminar durmiendo bajo el sol.

Para solucionar esto, procura que sus lugares de descanso estén lejos de la ventana o baja la persiana si se encuentran cerca. Así, evitarás que lleguen a sufrir una insolación o un golpe de calor. Por descontado, sus camas deben estar fabricadas con algún material fresco y transpirable, como es el caso del algodón.

Añade agua en la comida

Este es un truco sencillo pero muy efectivo. Añadir agua en la comida de tu felino garantiza que bebe al tiempo que come, algo muy útil para mantener la hidratación en uno de edad avanzada. Incluso podrías realizar helados congelando la comida con agua o un buen caldo de carne. De este modo, disfrutará de un alimento realmente sabroso a una buena temperatura.

En definitiva, cuida a tu gato durante esta época. Estos animales son muy independientes, pero no por eso puedes dejar de prestarles atención. El cuidado de nuestras mascotas continúa siendo importante durante el verano, aunque resulta mucho más sencillo si sigues nuestros consejos para evitar que lo pasen mal por el calor.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page